Davidson Co. residents affected by the Dec. 2021 tornadoes

Talk to a representative from Disaster Recovery Connection to connect with resources that may be available to help you recover.

La Casa Blanca proclama septiembre como Mes Nacional de Preparación

Publicado por la Casa Blanca – ver original

Una Proclamación sobre el Mes Nacional de Preparación, 2022

31 de agosto de 2022

Durante el Mes Nacional de Preparación, mi Administración vuelve a comprometerse a preparar a nuestra Nación para los desastres, tanto naturales como provocados por el hombre, y especialmente los fenómenos meteorológicos extremos que enfrentamos con mayor frecuencia y ferocidad. También continuamos con nuestros esfuerzos para garantizar que todos los estadounidenses tengan los recursos que necesitan para mantenerse seguros a sí mismos y a sus familias.

Cada parte de esta Nación enfrenta la amenaza de los desastres, y aunque muchas emergencias son impredecibles, sabemos que los más vulnerables entre nosotros a menudo soportan los impactos más significativos. Cuando el clima extremo destruye los hogares, las familias con menos ahorros son más propensas a la inseguridad de vivienda. Cuando surgen pandemias, las personas que no tienen acceso a la atención médica tienen más probabilidades de enfermarse o enfrentar dificultades financieras. Para el futuro de todos los estadounidenses, mi Administración está comprometida a fortalecer nuestra resiliencia ante los desastres y continuar nuestras sólidas alianzas con los líderes estatales, locales, tribales y territoriales.

Nuestro trabajo comienza abordando la crisis climática. Sabemos que los incendios forestales están sobrecargados por sequías prolongadas, que las tormentas y las inundaciones costeras se ven exacerbadas por el aumento del nivel del mar y que el calor extremo amenaza nuestras redes eléctricas y la seguridad nacional. Es por eso que mi Administración ha invertido miles de millones de dólares en energía limpia, aseguró fondos para miles de nuevos empleos amigables con el clima y apoyó esfuerzos mejorados de preparación para incendios forestales y restauración forestal. Este verano, firmé la Ley de Reducción de la Inflación, una ley histórica que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestra nación en aproximadamente un 40 por ciento a través de inversiones en energía renovable y tecnologías bajas en carbono y también ayudará a las comunidades a hacer frente a sequías a largo plazo. Y demostrando nuestro compromiso con el liderazgo global, nos reincorporamos al Acuerdo Climático de París y nos comprometimos a apoyar a las naciones en desarrollo en sus campañas para combatir el cambio climático. Al abordar los desafíos climáticos hoy, podemos minimizar el riesgo de desastres naturales mañana.

Mi Administración también ha tomado medidas para garantizar que nuestras carreteras, puentes, edificios e infraestructura del sector energético sean más resistentes a futuros desastres naturales y provocados por el hombre. El año pasado, firmé una ley de infraestructura única en una generación para modernizar nuestra red eléctrica, protegernos contra ataques cibernéticos y renovar nuestros puertos, aeropuertos e infraestructura de carga. La Ley de Infraestructura Bipartidista invierte más de $50 mil millones para proteger contra la sequía, el calor y las inundaciones e incluye fondos para la climatización de los hogares estadounidenses. También apoya proyectos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en todo el país, lo que reducirá los riesgos de inundaciones costeras y tierra adentro. A través de nuestra Iniciativa Justice40, estamos trabajando para garantizar que el 40 por ciento de los beneficios generales de estas inversiones históricas lleguen a las comunidades marginadas, desatendidas y sobrecargadas por la contaminación.

Además, estamos invirtiendo en cadenas de suministro estadounidenses más resistentes para que seamos menos dependientes de países extranjeros para las tecnologías críticas que necesitamos. En agosto, firmé la CHIPS and Science Act para acelerar la fabricación de semiconductores en Estados Unidos y ayudar a prevenir un desastre económico cuando surjan interrupciones en las cadenas de suministro globales.

A medida que continuamos nuestra lucha contra la pandemia de COVID-19 y otros patógenos, mi Administración se prepara para el surgimiento de futuras amenazas biológicas de origen natural, accidental y deliberado. Debemos estar preparados para prevenir estas catástrofes y tratar la preparación para pandemias, la seguridad sanitaria y la salud mundial como las principales prioridades de seguridad nacional. Es por eso que solicito una financiación significativa del Congreso para ayudarnos a desarrollar nuevas tecnologías de vacunas, diagnósticos precisos y asequibles, terapias efectivas y equipos de protección personal de última generación. También necesitamos fondos federales para mejorar las capacidades de los países socios para prevenir, detectar y responder a las amenazas de enfermedades infecciosas en todo el mundo.

La preparación es un esfuerzo colectivo que requiere que todo el gobierno y las comunidades que representamos trabajen juntos. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) está ayudando a preparar a la Nación: contratando, capacitando, calificando y reteniendo una fuerza laboral lista que está disponible para desplegarse para apoyar a los sobrevivientes de desastres en todo el país. Al capacitar a los administradores de emergencias en todos los niveles del gobierno, FEMA está equipando mejor a nuestro país para responder rápidamente y apoyar a todos los estadounidenses.

Durante este Mes Nacional de Preparación, fortalezcamos nuestro apoyo a los socorristas, nuestra primera línea de defensa cuando las catástrofes amenazan nuestros hogares, negocios, escuelas y familias. Volvamos a comprometernos a hacer nuestra parte para prepararnos para las emergencias. Animo a todos los estadounidenses a descargar la aplicación de FEMA y recibir alertas en tiempo real, activar las alertas de emergencia inalámbricas en los teléfonos móviles y empacar bolsas de emergencia. Todos pueden acceder a información gratuita sobre preparación en Ready.gov o Listo.gov para hispanohablantes. Juntos, podemos estar preparados para cualquier desastre que se avecina.

AHORA, POR LO TANTO, YO, JOSEPH R. BIDEN JR., Presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad que me confieren la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, por la presente proclamo septiembre de 2022 como Mes Nacional de Preparación. Animo a todos los estadounidenses a reconocer la importancia de la preparación y trabajar juntos para mejorar nuestra resiliencia y preparación.

EN FE DE LO CUAL, suscribo la presente este treinta y uno de agosto del año de Nuestro Señor dos mil veintidós, y el doscientos cuarenta y siete de la Independencia de los Estados Unidos de América.

JOSEPH R. BIDEN JR.

Recent articles

Explore all our news and updates